Menu

Además de decidir a quiénes decirle, también debes pensar seriamente en qué y cuánto necesitan saber.

Los hechos

Si no quieres compartir mucha información, considera revelar lo siguiente:

  • Tu diagnóstico exacto
  • Una explicación, en palabras simples, de lo que significa tu diagnóstico
  • Tu pronóstico
  • El transcurso anticipado de tu tratamiento
  • La cantidad de días que piensas ausentarte, si es que los habrá
  • Los nombres de tus médicos y especialistas

Prepárate para revisar la información de antemano. No te alarmes si tu empleador te pide documentos del diagnóstico (de hecho, es muy buena idea darle a tu jefe los detalles de tu condición por escrito con anticipación). No es una cuestión de falta de confianza, es una cuestión de papeleo y protección por la parte del empleador. Además, si te los piden, estás obligado por ley a dárselos. Asimismo, si estás pensando regresar a la compañía, se acordarán de tu cooperación.

Tu estrategia

El presentar un plan al mismo tiempo que compartes tu noticia les recordará a tus colegas y supervisores el compromiso que tienes con tu trabajo y con la compañía. No sólo estarás reforzando tu postura como miembro pro-activo del equipo para quien las soluciones son de suma importancia, sino también dentro de todo les estás diciendo: "No se preocupen. Voy a regresar. Sobreviviré todo esto y mi trabajo no sufrirá". Jill Scalamandre, Vicepresidenta Ejecutiva de Productos Avon, ofrece las siguientes sugerencias para desarrollar tu plan:

  • Sé abierto y honesto acerca de tu diagnóstico y lo que anticipas que va a suceder.
  • Desarrolla un sistema de amigos en el cual compartes cada proyecto importante o responsabilidad con otro empleado. Así, cuando no te sientas bien y tengas que faltar, alguien podrá continuar con el trabajo.
  • Trata de compartir tus deberes con varios empleados para que puedas estar rodeada de un "grupo de apoyo" y así no le cargas toda la responsabilidad a sólo un empleado.

Tus sentimientos

Si tus compañeros de trabajo y tus supervisores son amigos, tal vez quieras compartir con ellos lo que te está sucediendo y cómo te sientes al respecto. Cuando la gente sabe cómo te sientes, tienen mejor idea de cómo ellos deben sentirse. Considera compartir lo siguiente:

  • Tu modo de pensar en la actualidad
  • Tus miedos
  • Tus esperanzas
  • Tus debilidades